Si vivo en una comunidad de vecinos, ¿puedo instalar placas solares para mi autoconsumo?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Como hemos señalado en algunos de nuestros anteriores artículos, la instalación de placas fotovoltaicas para autoconsumo se está disparando en nuestro país.

El altísimo precio de la luz unido a las ayudas con las que los gobiernos pretenden incentivar el paso a esta energía han hecho que el autoconsumo residencial sea más viable y esté más extendido que nunca en España.

Quienes tienen una vivienda unifamiliar lo tienen más sencillo ya que se trata de una decisión que no tienen que consensuar con nadie. Pero ¿qué ocurre con la energía solar en una comunidad de vecinos? ¿Puedo colocar placas para mi propio autoconsumo? Te damos respuestas a algunas de las cuestiones que giran en torno a esta situación.

Energía solar en comunidades de vecinos: ¿qué ocurre?

Imagínate que vives en un edificio en el que eres el único vecino interesado en instalar placas solares que te permitan producir tu propia energía, ¿puedes hacerlo?

Pues podrás hacerlo o no en función de lo que opinen el resto de vecinos porque, inevitablemente, necesitarás su consentimiento.

Para instalar unos paneles solares es imprescindible contar con un mínimo de espacio del que dudosamente dispondrás, por mucha terraza grande que pueda tener tu piso. Por lo tanto, el único lugar en el que podrás colocar estas placas es en la azotea o en el tejado del edificio. Y para ello, el resto de propietarios de las viviendas tendrán que ponerse de acuerdo y decidir si te dan permiso para acometer la instalación de unas placas fotovoltaicas para autoconsumo.

La respuesta a tu petición marcará que puedas o no llevar a cabo esta instalación. Si la respuesta es un sí podrás hacerlo pero previamente deberás elaborar un proyecto que tendrá que ser aprobado en la junta de vecinos. Deberá de estar muy detallo y explicar el tipo de obra que conllevará la instalación de tus placas solares.

Pero si recibes un no por respuesta no tendrás más remedio que acatarlo ya que no puedes disponer de las zonas comunes el edificio a tu antojo y sin el consentimiento del resto de vecinos.

Plantear el paso a la energía solar a la comunidad de vecinos

Ante una negativa, tienes la opción de explicar al resto de vecinos las múltiples ventajas que aporta el autoconsumo residencial mediante una instalación de placas solares comunitaria en el tejado.

Esta decisión, según la Ley de Propiedad Horizontal, debe votarse en junta y, tal y como recoge el artículo 17.1 de esta Ley, la instalación de sistemas comunes de aprovechamiento de energías renovables, o bien de las infraestructuras necesarias para acceder a nuevos suministros eléctricos colectivos, podrá ser acordada a petición de cualquier propietario si un tercio de los integrantes de la comunidad la respaldan.

Si quieres que tus vecinos sigan tu ejemplo y den el salto a una energía más sana y limpia para todos, te aconsejamos exponer las ventajas económicas que supondría para ellos. Lo ideal es ser paciente y hacer uso de argumentos sólidos, apoyados en datos. Una vez se den cuenta del ahorro que supondría este cambio y de que amortizarían su inversión antes de lo que esperan, tendrás más posibilidades de que se posicionen a tu favor y secunden la instalación de energía solar en la comunidad de vecinos.

También puedes acudir a una empresa como Free Power, especializada en energías renovables, para que elabore un proyecto para la comunidad y vean la gran viabilidad del mismo, su financiación y las ayudas de las que pueden beneficiarse para llevarlo a cabo. Cuenta con nosotros en todo lo que necesites y te ayudaremos para que tus vecinos entiendan la buena idea que les estás proponiendo.